miércoles, 11 de julio de 2007

Los Duelistas... en el día a día

"Los Duelistas"

es una película de Ridley Scott de 1977, basada en un relato de Joseph Conrad de nombre "el duelo". La historia es muy sencilla, por una cuestión sin importancia, dos oficiales del ejército francés Gabriel Feraud (Harvey Keitel) y Armand D'Hubert (Keith Carradine) se ven envueltos en un duelo de honor al sentirse ofendido Feraud por una cuestión formal. A partir de ahí se suceden durante dos décadas, y mientras ambos hacen brillante carrera militar en la Grand Armée, los duelos a muerte entre los dos en las situaciones más peregrinas, en mitad de las guerras napoleónicas, en Francia e incluso en Rusia. Uno de ellos, Feraud, hace de empecinado rencoroso que vive de "su honor" mientras que el otro, D'Hubert, es más tranquilo y habría dejado pasar el tema pero se ve empujado a una situación absurda que marca su vida.
El final de la película es realmente bueno, por la música, por la luz, por las caras de los personajes y por lo que uno de ellos le dice al otro:
"Siempre me has tenido pendiente de ti, durante quince años. No volveré a hacer jamás lo que me pidas. Por todas las reglas de combate desde este momento tu vida me pertenece. Yo te declaro simplemente muerto. Hazme el favor de comportarte como un hombre muerto. Me he sometido a tus llamadas de honor durante largo tiempo... sometete tú ahora a la mía"
Aquí está el texto original de Conrad completo (link)
.

8 comentarios:

Low dijo...

León... reconoce que este post no mola mucho!.... Cuándo vuelves a pintxar "la gramola"?

pau dijo...

La gramola molaba, hace tiempo que no tenemos una ronda de esas.
Supongo que la última frase es de D'Hubert a Feraud (o como se llamen).

la hermana petarda dijo...

a mi esta peli me encantó, bien sabes...el carradine esta buenorro y keitel tiene su aquel...aunque eran de un absurdo!!!
me encantó la fotografía, los vestuarios...si ridley cuando quiere...

Zorro de Segovia dijo...

pues tío, a mí me ha gustado el post. Es una de mis pelis favoritas, claro que a mí con que salga una espada ya me vale para salvar la película. Eso sí, le coges un gato al Keitel a lo largo de la peli ..., te dan ganas de quitarle el sable al timorato de Carradine y ponerle las pilas al orgullosete del mostacho.

Leon dijo...

Una película que hay que ver, creo. Y estoy contigo Zorro, a veces el Carradine pone de los nervios con tanta calma, casi cae mejor el arrebatado del otro, piensas "¡este por lo menos tiene sangre en las venas!"
hermana petarda, ridley no tiene termino medio o hace peliculones o mierdas infumables.

It´s a pleasue... dijo...

Y para cuando un post sobre escarceos amorosos y cotilleos varios??? Hay que volver batir el record de comentarios!!

Low dijo...

Pleasure... dónde te has metido?? Nos has abandonado a nuestra suerte aquí en el mundo del León...

It´s a pleasure... dijo...

Dentro de unos días volveré, a ver si podemos hacer algo con este blog